MR banner newsletter

Una protesta poco común para no detener la energía nuclear

Activistas alemanes pro-nucleares se manifestaron en Berlín, en una manifestación inusual y contracorriente.

Una protesta poco común para no detener la energía nuclear

No todos los ciudadanos están en contra de la energía nuclear, a pesar de que la mayoría de la clase política europea ha preferido abrazar el pensamiento de no-nuke.

A favor de la energía nuclear en uno de los países más opuestos

Sorprendentemente, el week-end pasado, algunos activistas alemanes pro-nucleares encontraron el coraje de manifestarse en Berlín, en el corazón de uno de los países más opuestos al uso civil de la energía nuclear. De hecho, Alemania está dispuesta a cerrar sus últimos seis reactores en 2022. El hecho en cuestión se colocó con el objetivo de protestar con la esperanza de que la decisión fuera anulada.

En 2010, el gobierno liderado por Merkel decidió mantener las plantas de energía nuclear más nuevas de Alemania en funcionamiento hasta 2024. Pero, después del desastre de Fukushima en 2011, cambió de rumbo y decidió acelerar la salida nuclear del país.

Ahora, sin embargo, los alemanes pueden cambiar de opinión, ya que una encuesta de Verivox encontró que casi uno de cada tres (31%) optaría por la energía nuclear frente a la electricidad más barata. Este es un aumento en comparación con el 20% en 2018. También por esto, el movimiento pro-nuclear en Alemania está ganando confianza.

Según Björn Peters, un activista pro-nuclear, el 56% de los alemanes está a favor de la energía nuclear y solo el 34% está en contra. El mes pasado, un grupo de 25 intelectuales instó a Alemania para mantener sus reactores nucleares online, advirtiendo que el abandono de la energía atómica sólo aumentaría las emisiones de CO2 del país en un momento de emergencia climática.

¿Nos salvará la energía nuclear de los efectos del cambio climático?

Actualmente, los países europeos están divididos sobre el tema de la inclusión de la energía nuclear en la taxonomía de las finanzas verdes de la Unión EuropeaAlemaniaDinamarcaAustriaLuxemburgo y Portugal están en contra.

Teniendo en cuenta que las fuentes renovables están lejos de proporcionar energía confiable y en cantidad tal como para poder abandonar los combustibles fósiles, solo hay una forma de seguir consumiendo energía en los niveles actuales sin emitir CO2. El camino es el de la energía nuclear.

Sin embargo, la enorme brecha en Berlín entre los activistas del cambio climático y los defensores de la energía nuclear es emblemática. Si bien las manifestaciones climáticas organizadas por el movimiento Fridays for Future atraen regularmente a multitudes que se acercan a las 100.000 personas, la manifestación pro-nuclear de estos días solo contó con 150 asistentes.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED