Cuenta atrás (5 años) para el reactor de fusión más grande del mundo

Finalmente, se está construyendo el reactor de fusión nuclear más grande del mundo. Se completará en 2025.

Después de 35 años de preparativos (más innumerables retrasos), ha comenzado el montaje del International Thermonuclear Experimental Reactor (ITER), el reactor de fusión más grande del mundo.

La fusión nuclear es un sueño que los científicos han estado persiguiendo desde 1950 pero que, hasta el día de hoy, ha demostrado ser poco práctico. Sin embargo, en Saint-Paul-les-Durance (Francia), en cinco años tendremos el dispositivo de fusión de tokamak más grande del mundo.

Un proyecto de 24 mil millones de dólares

Financiado por Estados UnidosRusiaChinaIndiaJapón y Corea del Sur, el ITER tiene un costo estimado de 24 mil millones dólares. Además, podrá generar alrededor de 500 MW de energía de fusión.

Para aquellos que no estén familiarizados con la física, será interesante saber que la fusión nuclear consiste en romper los átomos de hidrógeno para formar helio y liberar energía en la equivalencia masa-energía (E = MC2). La fusión es el proceso por el cual todas las estrellas (incluido el Sol) generan enormes cantidades de energía en sus núcleos, alcanzando temperaturas de 4.000.000 K o incluso superiores.

La fusión nuclear genera 4 veces más energía a partir de la misma masa de combustible que la fisión nuclear, la tecnología que se utiliza actualmente en los reactores nucleares de todo el mundo.

Pero, como se mencionó, cada experimento de fusión hasta la fecha ha sido energía negativa, lo que significa que ha absorbido más energía de la que ha producido.

Energía más limpia que con la fisión

Actualmente, los 440 reactores de fisión nuclear del mundo generan alrededor del 10% de las necesidades de electricidad mundiales. Si pudiéramos tener el mismo número de reactores de fusión, teóricamente podríamos reemplazar todas las centrales eléctricas de carbón, que actualmente proporcionan casi el 40% de la electricidad mundial.

Además, los reactores de fusión parecen una fuente perfecta de energía, ya que son seguros y producen muchos menos desechos radiactivos que los reactores de fisión.

Si este faraónico trabajo tiene éxito, ITER se convertirá en la primera fuente de electricidad del mundo que no utilice un combustible natural. Queda por ver si el ITER y las demás centrales eléctricas de fusión que siguen se verán empañadas por las mismas acusaciones que han llovido sobre la energía nuclear convencional.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED