MR banner newsletter

El carbón es mejor que el nuclear. La receta UE para el suicidio climático

La crisis energética global está poniendo de relieve toda la vulnerabilidad de una de las regiones más ricas del mundo: Europa.

El carbón es mejor que el nuclear. La receta UE para el suicidio climático

Siempre es bueno oír hablar de energía verde, descarbonización y cero emisiones. En cierto modo, da la gratificante sensación de poder consumir toda la energía que queramos sin afectar al medio ambiente.

Lástima que sea solo un sueño, una ilusión que nos aleja de comprender una realidad desagradable. La actual crisis energética europea (pero también asiática) quizás nos haga comprender que la energía verde, al menos con las tecnologías que tenemos a nuestra disposición, no es confiable y vulnerable a eventos inesperados. De hecho, como está sucediendo, cuando hay un déficit energético, la única alternativa sólida siguen siendo los combustibles fósiles, con el carbón en la primera fila.

Europa ha vuelto al carbón

Ahora, en todo el mundo, incluida Europase quema más carbón que nunca, a pesar de las promesas de reducir las emisiones y hacer algo para mitigar el cambio climático. Los grandes discursos de los políticos europeos sobre el abandono del carbón y la predicación a los países en desarrollo para condenar el uso de combustibles fósiles se derritieron como nieve al sol a medida que se dispararon los precios de la energía y el gas natural. Así que Europa volvió al carbón

Evidentemente, todas las inversiones realizadas en energías renovables no han sido suficientes. Las energías renovables todavía representan una pequeña parte de la mix energética y están lejos de alcanzar el tipo de capacidad de producción que permita al mundo alejarse de los combustibles fósiles.

Francia a favor de la energía nuclear, Alemania en contra

En este contexto, un grupo de diez países de la Unión Europea (UE), liderados por Francia, están pidiendo que se incluya la energía nuclear como parte importante de la descarbonización del continente. La energía nuclear es una de las formas más poderosas, eficientes y probadas de producción de energía libre de carbono. De hecho, la eliminación de los combustibles fósiles en el tiempo necesario para alcanzar los objetivos de emisiones establecidos por el acuerdo climático de París es imposible sin el uso de energía nuclear.

Además de FranciaBulgariaCroaciaRepública ChecaFinlandiaHungríaPoloniaEslovaquiaEslovenia y Rumanía también están a favor de la energía nuclear, tanto que ya dependen de la energía nuclear para gran parte de su mix energética nacional. Hasta la fecha, el 26% de la electricidad producida en la UE procede de centrales nucleares.

Aunque la energía nuclear no emite gases de efecto invernadero, el tema de los residuos nucleares radiactivos ha provocado una fuerte oposición a esta fuente de energía, especialmente en Alemania. Por otro lado, es cierto que los desechos nucleares radiactivos son peligrosos para los seres humanos y la fauna desde hace miles de años, pero es igualmente cierto que la amenaza de un cambio climático catastrófico es mucho peor.

Se está acabando el tiempo para las elecciones energéticas

En agosto, las Naciones Unidas emitieron un «código rojo para la humanidad«. Ya hemos alterado irreversiblemente el clima y la ventana de posibilidades para mitigar más daños se está cerrando rápidamente.

Pero a pesar de que las perspectivas parecen dramáticas, la mayoría de los europeos continúan rechazando hipócrita e imprudentemente la energía nuclear, adormeciéndose en la ilusión de seguir devorando cada vez más energía y sin pagar las consecuencias, utilizando energía verde cuando hay sol y viento y combustibles fósiles cuando hace frío.

A todos les encantaría usar la magia para obtener energía pero, en el mundo real, no hay comidas gratis. Cuanto antes comprendan esto los ciudadanos, mayores serán las posibilidades de no encontrarnos pronto pagando la pesada factura que nos presentará el cambio climático en una única y última cuota.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED