MR banner newsletter

Baño de sangre en la industria petrolera. ¿Sobrevivirán las multinacionales?

Para las multinacionales petroleras no se puede decir que «todo saldrá bien». De hecho, la pandemia ha reducido significativamente sus esperanzas de supervivencia.

Baño de sangre en la industria petrolera. ¿Sobrevivirán las multinacionales?

Los amos petroleros del planeta, las multinacionales petroleras, lo están pasando mal.

Los consumidores de todo el mundo han reaccionado a las restricciones derivadas de la pandemia reduciendo drásticamente la demanda de petróleo. Incluso antes del COVID-19, los precios se desplomaron después de que Arabia Saudita trató de aplastar a los productores de esquisto de EE. UU. y se peleó con Rusia para imponer su política comercial.

Una tormenta perfecta

Todo esto solo ha acelerado la tendencia a largo plazo hacia un menor uso de combustibles fósiles en favor de las energías renovables.

Así, las petroleras se enfrentan ahora a una tormenta perfecta: precios bajos y baja demanda, con enormes incógnitas a largo plazo. Dos de las empresas más grandes, Chevron y Exxon, perdieron 9.400 millones de dólares solo en el segundo trimestre.

La caída de la demanda durante el segundo trimestre de este año no tiene precedentes en la historia de los mercados petroleros modernos. La demanda absoluta ha caído a niveles no vistos en casi 20 años. Según el Financial Times, un descenso de esta magnitud no se produjo ni siquiera después de la crisis financiera mundial y durante la crisis del petróleo de la década de 1970.

Por supuesto, los valores de las acciones de las compañías petroleras también han caído en desgracia. El sector petrolero fue una vez el más grande en el S&P500, mientras que hoy representa solo el 3%.

A la larga, las cosas empeoran

Finalmente, si miramos más lejos, las perspectivas para el sector petrolero son aún peores. Toda la industria de los combustibles fósiles se enfrenta a un declive a largo plazo, y las economías de muchos países avanzan hacia un futuro bajo en carbono.

Un artículo reciente del Financial Times destaca cómo el sistema energético mundial está iniciando una transformación colosal, muy alejado de las infraestructuras que han caracterizado la era del petróleo durante más de un siglo. El mundo avanza hacia un sistema energético reinventado, que reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta vez las multinacionales petroleras, como las conocemos, están en peligro de desaparecer.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED