La amenaza del cambio climático: el 40% del petróleo y el gas en riesgo

Más malas noticias en el frente energético. El cambio climático amenaza gravemente las reservas de petróleo y gas del planeta, con efectos que ya son visibles.

La amenaza del cambio climático: el 40% del petróleo y el gas en riesgo

Los fenómenos meteorológicos extremos resultantes del cambio climático amenazan al 40% de las reservas mundiales de petróleo y gas. Ésta es la conclusión de un informe reciente de Verisk Maplecroft, una consultora británica sobre riesgos económicos, políticos y medioambientales.

600 mil millones de barriles de petróleo equivalente están en riesgo

Esta es una cifra espantosamente grande: alrededor de 600 mil millones de barriles de petróleo equivalente. Solo para tener una comparación, en todo el mundo se consumen alrededor de 100 millones de barriles por día.

Según Verisk Maplecroft, alrededor del 10,5% de las reservas recuperables de petróleo y gas se encuentran en lugares que se han clasificado como extremadamente riesgosos según los índices de exposición al cambio climático, mientras que el 29,5% restante se ha evaluado como de alto riesgo. Los riesgos son tormentas e inundaciones, aumento del nivel del mar y temperaturas extremas.

Pero en este contexto tan preocupante, algunos países están más expuestos que otros. Arabia Saudita, Nigeria y Irak se encuentran entre los más vulnerables a estos eventos. Juntos, estos tres países representan casi una quinta parte de las reservas de petróleo y gas del mundo.

Los desastrosos efectos del cambio climático ya están aquí

Pero no crea que se trata solo de amenazas futuras. Los efectos negativos del cambio climático ya han comenzado a manifestarse. Por ejemplo, en febrero de 2021, una ola de frío extremo azotó el estado estadounidense de Texas, devastando la industria del petróleo y el gas y dejando a millones sin electricidad ni calefacción.

El estudio de Verisk Maplecroft destaca cómo este tipo de eventos se volverán cada vez más frecuentes y extremos, creando shock aún mayores para el sector del petróleo y el gas. La transición a un mundo con bajas emisiones de carbono será larga, difícil y muy arriesgada.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED