Rusia puede cortar gas a la UE con poco daño. Una catástrofe para la UE

Es desafortunado ser un catastrofista, pero el juego que la Unión Europea está jugando con Rusia está en camino de terminar en una catástrofe.

Rusia puede cortar gas a la UE con poco daño. Una catástrofe para la UE

La retórica de las sanciones de la UE contra Rusia tiene una debilidad: la ausencia de sanciones para el sector energético.

Más allá de las palabrotas con las que muchos políticos se han llenado la boca, la realidad es bastante sencilla de describir. Europa necesita el gas ruso mucho más de lo que Rusia necesita el dinero europeo. También gracias a los altos precios de la energía, que se han disparado también por las sanciones, Rusia tiene ahora 630.000 millones de dólares en reservas de divisas, una suma de dinero que le permitiría sobrevivir cerrando los grifos del gas en Europa.

El tercer mayor exportador de petróleo y el segundo mayor exportador de gas natural del mundo

Los mercados se están preparando para este tipo de escenarios y los precios se están moviendo en esa dirección. Rusia es el tercer mayor exportador de petróleo del mundo y el segundo mayor exportador de gas natural, produce el 10% del petróleo del mundo y es el mayor proveedor de gas natural de Europa.

Los precios del petróleo crudo y el gas están subiendo a niveles no vistos desde 2014, mientras Rusia asedia las principales ciudades de Ucrania. Los futures del Brent han saltado por encima de los 110 dólares el barril, mientras que los futuros del WTI rondan los 109 dólares.

Algunos creen que la tan temida interrupción del gas natural ruso no ocurrirá. Según los analistas de eToro, los riesgos son bajos y señalan que Rusia abasteció de forma fiable a Occidente incluso durante la Guerra Fría.

Desafortunadamente, no todos son tan optimistas. Según Eurasia Group, lo más probable es que se interrumpa el tránsito de gas en Ucrania, con repercusiones en el suministro a varios países de Europa Central y del Este y un aumento adicional en los precios del gas en Europa.

¿Qué pasará cuando Rusia corte el gas a Europa?

Pero la pregunta que se hacen todos los traders es qué pasaría si Rusia cortara por completo el suministro de gas a Europa. Después de todo, durante varios meses, Rusia fue acusada repetidamente de cortar intencionalmente el suministro de gas para explotar su papel como principal proveedor de energía para Europa en medio de la crisis de Ucrania. Los políticos occidentales argumentan que Rusia usó su gas natural como arma en la pelea política relacionada con UcraniaRusia, por supuesto, ha negado cualquier conexión y Gazprom, la empresa estatal que opera el gas ruso, dice que siempre ha cumplido con sus obligaciones contractuales con los clientes.

En cualquier caso, los analistas están seriamente preocupados por el riesgo de una interrupción total del suministro de gas a la Unión Europea, que recibe alrededor del 40% de su gas a través de gasoductos rusos. Los expertos en energía dicen que Rusia está ahora en la mejor posición para hacer un movimiento tan mortal.

Rusia podría desatar un terremoto en los mercados energéticos mundiales

Según David Frum, que escribe en The Atlantic, la invasión rusa de Ucrania se vio favorecida por los altos precios de la energía, especialmente del gas natural. El fuerte aumento de los precios de la energía ayudó a que las reservas de divisas de Rusia alcanzaran los 630.000 millones de dólares, o el 42% del PIB del país. Con estos enormes recursos financieros, Rusia podría desatar un terremoto en los mercados energéticos del mundo.

Según Wood Mackenzie, si todos los flujos de gas se detuvieran hoy, Europa podría resistir a corto plazo pero, de aquí al próximo invierno, se encontraría con stock de gas a cero, precios en niveles inimaginables, fábricas obligadas a cerrar y una inflación disparada. Sin duda, tal crisis desencadenaría una recesión mundial.

Nuestros políticos europeos parecen muy orgullosos de las sanciones impuestas a Rusia pero no se dan cuenta (o fingen no entender) de que Putin tiene un as bajo la manga llamado gas natural. Cuando lo ponga sobre la mesa, habrá ganado la partida. Un juego que la Unión Europea ha jugado mal desde el principio, evitando cuidadosamente no informarnos sobre las graves consecuencias de las malas gestiones, que recaerán en nuestro bolsillo y en nuestra vida.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED