Por eso qué Europa debería volver al gas ruso…

Según Bloomberg, Europa comenzará a comprar gas ruso nuevamente para mantener la competitividad de sus industrias a escala mundial.

La noticia de que Alemania ha terminado con su dependencia del gas ruso fue presentada por el gobierno alemán como un gran éxito político. Por el contrario, hay quien se echó las manos a la cabeza y han destacado que la factura a pagar es tan alta que nadie se atreve a mirarla y mucho menos comunicarla a la opinión pública.

No solo Alemania, sino toda la Unión Europea (UE), ha decidido que la prioridad número uno es reducir la dependencia del gas ruso. Una decisión política que, a muy corto plazo, parece estar en pie pero que, como han dicho repetidamente los expertos, no puede funcionar a largo plazo.

Como también señaló Bloomberg, la pantomima de rechazo de gas de Rusia durará como máximo hasta el próximo diciembre y entonces la UE volverá a comprar el gas de Putin. La razón es simple y está a la vista de todos: enormes diferencias de precio entre el gas ruso (por gasoducto) y el GNL que llega por barco desde el otro lado del mundo.

La UE probablemente no volverá a los mismos contratos a largo plazo con Rusia que tenía en el pasado y, con el tiempo, necesitará importar menos gas gracias a las energías renovables. Sin embargo, si Bruselas quiere mantener competitivas sus industrias siderúrgica, química y alimentaria, necesitará gas barato. Y no hay gas más barato para Europa que el de Rusia.

El cambio a GNL le ha costado a Europa más de un billón de euros y, aunque los precios del gas han caído a los niveles anteriores a la guerra, los europeos siguen pagando precios elevados por la energía. Una condición que está destinada a persistir si Europa no cambia de rumbo.

Son emblemáticas las palabras del Ministro de Energía de QatarSaad Sherida al-Kaabi : “Los europeos hoy dicen que no es posible volver atrás. Sin embargo la suerte de todos nosotros es poder olvidar y perdonar. Y creo que las cosas mejoran con el tiempo…”. En otras palabras, uno de los proveedores de GNL de Europa nos dice que hasta ahora la economía europea ha prosperado gracias a la energía rusa barata. Si eliminamos el elemento económico de la ecuación energética, la economía europea colapsará.

Por supuesto, podemos encontrar que Europa es incapaz de perdonar u olvidar, al igual que Rusia y la UE han armado su poder financiero y comercial en forma de sanciones tan agresivamente como lo ha hecho Rusia con su gas.

Si este fuera el camino de la UE durante los próximos años, no hay duda de que los europeos se empobrecerían mucho más, hasta un punto del que la historia reciente no tiene ni siquiera un registro lejano.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED