MR banner newsletter

Petróleo e inflación: ¿existe alguna correlación?

El aumento de los precios del petróleo ha precedido históricamente a períodos de aumento de la inflación. ¿Sigue siendo así o la correlación ya no existe?

Petróleo e inflación: ¿existe alguna correlación?

La inflación es un problema que parecía olvidado. Desafortunadamente, en los próximos meses, quizás años, será algo a tener en cuenta.

En este sentido, es importante saber que los inversores comienzan a sentirse amenazados por la inflación cuando suben los precios del petróleo. Pero, ¿existe realmente una relación entre el precio del petróleo y la inflación?

Si suben los precios del petróleo, sube el costo de vida

En pocas palabras, la inflación devalúa la moneda y eleva los precios de los bienes y servicios de consumo. Por supuesto, el mayor costo de vida para los consumidores tiene un impacto negativo en el consumo y el crecimiento económico.

Históricamente, el aumento de los precios del petróleo se ha correlacionado estadísticamente con la inflación. A medida que aumentaron los precios del petróleo, también lo hicieron los precios de los bienes dependientes del petróleo. Por ejemplo, aumentaron los costos de productos elaborados con petróleo (como plásticos) y bienes (como frutas y verduras) transportados mediante vehículos de gasolina o diésel.

Si miramos más de cerca los efectos de los movimientos del precio del petróleo descubrimos que a nivel macroeconómico, además de incrementar los costos de producción, transporte y servicios, también hay un impacto indirecto que lleva a los productores a volcarlo todo en los consumidores.

Al mismo tiempo, a nivel microeconómico, el aumento de los precios de la gasolina y los productos en las tiendas reduce el poder adquisitivo de los consumidores. Además, a largo plazo, los precios más altos de los bienes y servicios de consumo pueden frenar la demanda y provocar una desaceleración del crecimiento económico o incluso una recesión. Las últimas tres recesiones que hemos experimentado han estado precedidas por alzas en los precios del petróleo.

Una correlación cada vez más débil

Sin embargo, desde la década de 1970, cuando los precios del petróleo se dispararon, la correlación entre el petróleo y la inflación se ha debilitado.

Podría decirse que las mejoras en la eficiencia energética han reducido el consumo de energía por dólar en muchos sectores. Además, desde la década de 1990, los responsables de la política monetaria han cambiado los métodos mediante los cuales controlan la inflación en el mercado, mitigando efectivamente el impacto del aumento de los precios del petróleo.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED