MR banner newsletter

Facturas caras: España introduce medidas de choque para reducir precios

Lo que está pasando en España con las facturas caras y las intervenciones del gobierno para reducirlas, también podría ser un ejemplo para Europa.

Facturas caras: España introduce medidas de choque para reducir precios

El gobierno español decidió la semana pasada introducir una serie de medidas de shock para combatir las altas facturas de luz y gas. Se trata de medidas temporales con efecto inmediato, que deberían devolver las facturas de los consumidores a los niveles de 2018.

Detener las costosas facturas de inmediato

El objetivo de la intervención estatal es detener de inmediato el efecto que el precio de la electricidad está teniendo en otros sectores de la economía, incluido su impacto sobre la inflación y la competitividad industrial del país. Se espera que las facturas de los consumidores se reduzcan en un 30%.

Los precios de la electricidad vienen determinados por los precios del gas natural, principal causa, junto con el mercado de derechos de CO2, del aumento de los precios de la energía. Por lo tanto, algunas fuentes de energía tienen un precio alto solo porque están indexadas a los precios del gas natural, lo que genera ingresos excesivos durante la situación excepcional actual.

El alto precio del gas se debe a la fuerte demanda de China y las restricciones de Rusia sobre el suministro a Europa. Por supuesto, es un gran problema que afecta a todo el continente.

Las medidas de emergencia del gobierno español se centran en fuentes libres de emisiones, es decir, nucleares e hidroeléctricas, a través de una serie de subastas organizadas por el regulador. Los operadores deberán ofrecer contratos forward anuales por el 25% de la generación de cada planta sobre la base de un promedio de 10 años. El mecanismo prevé un precio de reserva calculado entre las propias empresas y el regulador.

Una situación energética de gravedad sin precedentes

Además, se introducen cambios impositivos sustanciales, incluida una reducción del impuesto a la electricidad del 5,1% al 0,5% y una extensión de la suspensión del impuesto a la generación del 7% para el cuarto trimestre. El surplus de 900 millones de euros derivado de la venta de permisos de CO2 se destinará a reducir la factura de los consumidores. El IVA de la electricidad para 2021 ya se había reducido del 21% al 10%.

Pero lo que mejor comprende la gravedad de la situación es la clawback de todas las centrales que no emitan más de 10 MW hasta el 31 de marzo de 2022. Es decir, tendrán que devolver el exceso de dinero recaudado. Según Royal Bank of Canada, habrá un impacto de alrededor de 1.000 millones de euros para Iberdrola, 900 millones de euros para Endesa, 200 millones de euros para Naturgy y 55 millones de euros para EDP y Acciona Energía.

¿España está abriendo camino a otros países europeos estrangulados por los costes energéticos?

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED