MR banner newsletter

¿Cuánta energía se necesita para darles a todos una vida digna?

Los investigadores han evaluado cuánta energía se necesita para proporcionar a los pobres del mundo una vida digna y han descubierto que…

¿Cuánta energía se necesita para darles a todos una vida digna?

Si bien el mundo se está dando cuenta gradualmente de que se necesita consumir menos energía para combatir el cambio climático, lograr un nivel de vida digno para todos requeriría un aumento en el suministro de energía.

Dos cosas que parecen irreconciliables y que han sido objeto de un estudio por parte de los investigadores austriacos del IIASA (International Institute for Applied Systems Analysis).

Los niveles de vida decentes requieren suficiente energía

En la lucha por erradicar la pobreza global y lograr standard de vida dignos (DLS – Decent Living Standards), contar con energía suficiente es un requisito básico. Pese a los compromisos internacionales como los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, el progreso en el logro de DLS ha sido lento en muchas áreas. También existe la preocupación de que mejorar el acceso a la energía podría conducir a mayores emisiones de dióxido de carbono, lo que interferiría con los objetivos para aliviar el cambio climático.

El nuevo estudio, publicado recientemente en la revista Environmental Research Letters, se centró en las brechas en DLS por región, estimando la energía necesaria para llenarlas. La conclusión parece alentadora, ya que proporcionar a todos una vida digna parece compatible con los objetivos climáticos.

Para quienes quieran entender algo más que el trabajo de los investigadores, deben saber que los DLS representan un conjunto de prerrequisitos materiales para brindar los servicios necesarios para el bienestar, como tener vivienda adecuada, alimentación, agua potable, saneamiento, nevera y estufa., además de tener la capacidad de moverse físicamente (transporte) y virtualmente (internet). A partir de aquí, se pueden calcular los recursos energéticos necesarios para proporcionar estos servicios básicos.

Las mayores brechas se encontraron en África subsahariana, donde más del 60% de la población presenta deficiencias en al menos la mitad de los indicadores de las DLS. En Asia Sur y el Pacífico carecen de saneamiento y acceso a agua, acceso a una cocina limpia y con comfort térmico.

Hay muchas más personas sin necesidades básicas que las que son extremadamente pobres

Pero uno de los hallazgos más sorprendentes del estudio fue que el número de personas sin necesidades básicas según DLS supera con creces el número de personas en pobreza extrema, lo que significa que las líneas de pobreza actuales a menudo son incompatibles con una vida digna.

La energía inicial requerida a nivel mundial para construir nuevas viviendas, carreteras y otros materiales que permitan la provisión de DLS para todos desde 2015 hasta 2040 es de aproximadamente 12 exajulios por año. Se trata de una fracción del consumo energético final total actual, que supera los 400 exajulios al año. Más consistente es el aumento anual de energía para el ejercicio de este aumento de servicios, incluidos los costos de mantenimiento, que finalmente lleva a una cifra de aproximadamente 68 exajulios.

Según el estudio, la cantidad de energía necesaria para una vida decente en todo el mundo es menos de la mitad de la demanda total de energía final esperada en la mayoría de las vías futuras que mantienen el aumento de temperatura por debajo de 1,5 °C. Esto indica que lograr DLS para todos no debería interferir con los objetivos climáticos.

En conclusión, la energía para erradicar la pobreza a escala global no representa una amenaza para mitigar el cambio climático. Pero, por supuesto, la redistribución de la energía en todo el mundo es necesaria para proporcionar a todos una vida digna, con un crecimiento energético sin precedentes en muchos países pobres.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED