Miles de millones de personas se enfrentarán a una catástrofe alimentaria

The Economist predice una verdadera catástrofe alimentaria. Si los líderes mundiales no abordan de inmediato el hambre como un problema global y urgente, los próximos años serán dramáticos.

Miles de millones de personas se enfrentarán a una catástrofe alimentaria

La crisis del coste de la vida está entrando poco a poco en los hogares de los españoles. Si todavía hay alguien que no lo ha notado, no debe preocuparse porque es solo cuestión de tiempo, ya que la mayoría de la clase media occidental será eliminada rápidamente.

250 millones de personas al borde del hambre

Sin embargo, lo que nos está cayendo encima sigue sin reflejar la gravedad de la situación. Como escribió The Economist, el número de personas obligadas a ahorrar en alimentos ya ha aumentado a 1.600 millones en todo el mundo y casi 250 millones de personas están al borde de la inanición. Según la prestigiosa revista británica, cientos de millones de personas podrían aumentar el número de personas que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza en todo el mundo.

La guerra de sanciones y la de Ucrania abrumarán incluso a aquellos que están lejos del conflicto.

Lo que está pasando en Ucrania está afectando a un sistema alimentario mundial ya debilitado por la pandemia del coronavirus, el calentamiento global y los shock energéticas. Las exportaciones de granos y semillas oleaginosas de Ucrania prácticamente se han detenido debido a que las sanciones amenazan a Rusia. Juntos, los dos países representan el 12% de las calorías del mundo. Los precios del trigo subieron un 53% del inicio del año al que se añade un aumento del 6% después de que India anunciara que suspendería las exportaciones debido a una grave sequía.

La continuación del conflicto ucraniano provocará malestar político y hambre en todo el mundo

António Guterres, el secretario general de la ONU, también advirtió que en los próximos meses el mundo estará al borde de una escasez mundial de alimentos que podría durar años.

Como se mencionó, debido a los altos precios de los alimentos básicos, el número de personas obligadas a ahorrar en alimentos ha crecido en otros 440 millones, alcanzando un total de 1.600 millones.

Dadas las actitudes de RusiaUcrania y Occidente hacia la guerra en curso, es muy probable que el conflicto continúe durante mucho tiempo y que los suministros rusos y ucranianos al resto del mundo sean muy limitados. Las consecuencias serán cientos de millones de personas más que podrían caer por debajo del umbral de la pobreza. El malestar político se extenderá, los niños crecerán pobremente debido a una nutrición incompleta o deficiente, y muchas personas morirán de hambre.

Si los leader mundiales no se dan cuenta rápidamente de la gravedad de la situación y prefieren centrarse en el tira y afloja entre la OTAN y Moscú, tenemos por delante años dramáticos como ninguna de las generaciones vivas de hoy ha visto.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED