MR banner newsletter

El boom de la inversión sostenible (ESG)

La nueva revolución del sector financiero global, un negocio valorado en 120 billones de dólares, pasa por inversiones sostenibles.

El boom de la inversión sostenible (ESG)

Hay uno de los cambios de capital más grandes que el mundo haya visto. 120 billones de dólares buscan un nuevo hogar en sectores sostenibles.

Blackrock, el fondo de inversión más grande del mundo con 7 billones de dólares bajo administración, dijo que sus clientes quieren duplicar sus inversiones ESG (Environmental, Social and Governance) en los próximos 5 años. Y esto es solo el comienzo…

El cambio climático asusta a los administradores de dinero

Dentro de un año, el 77% de los inversores institucionales dijeron que dejarán de invertir en empresas que no se consideren sostenibles. El cambio climático es la principal preocupación de los administradores de dinero de todo el mundo.

Las empresas sostenibles ya representan 17,1 mil millones dólares en el mercado global. Pero el tamaño real de esta oportunidad es mucho, mucho mayor.

Los inversores y los bancos han decidido empezar a comprar ESG como parte de sus estrategias de inversión. Y el impacto de esta nueva tendencia ya es visible en el mercado de valores. Los valores de las acciones de empresas sostenibles como TeslaFacedrive y Enphase Energy han crecido mucho durante 2020.

Es interesante el caso de Facedrive, empresa canadiense que ha visto crecer sus acciones un 589% en el último añoFacedrive ha introducido los vehículos eléctricos en la industria de ridesharing al donar una parte del precio que los usuarios pagan por el transporte para plantar árboles.

¿Qué buscan los grandes inversores?

Las principales capitales del circuito internacional buscan valores tecnológicos que tengan un impacto global positivo en el medio ambiente, la sostenibilidad y la governance.

Según PricewaterhouseCoopers, la conciencia de los riesgos ESG ha catapultado el cambio climático y la sostenibilidad a la cima de la agenda global. El COVID-19 ha acelerado esta tendencia.

Un buen ejemplo de esto son Uber y Lyft, los dos gigantes del transporte que han reinventado por completo la industria del taxi. Sin embargo, ambas empresas han ignorado por completo la creciente tendencia hacia la sostenibilidad. Generaron más contaminación que antes y, en términos de governance, pasaron la mayor parte del tiempo enfrentándose a las autoridades locales y sus conductores. Las consecuencias han sido desastrosas para su negocio.

El boom de la sostenibilidad apenas está comenzando

Muchos se sorprendieron por la nueva tendencia hacia la inversión sostenible que, en 2020, envió algunas acciones a los tres dígitos o incluso más. Pero muchos piensan que es solo el comienzo.

Según Fidelity InvestmentsCOVID-19 ha transformado lo que era una estrategia relativamente de nicho en uno de los desarrollos más importantes en el panorama de inversiones en la historia reciente.

En 2021, incluso los pequeños inversores comenzarán a buscar inversiones sostenibles. Durante los próximos años, ignorar la tendencia hacia la sostenibilidad será un error que ningún inversor puede permitirse cometer.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED