En Argentina, la pobreza avanza rápidamente, con los niños más afectados

La maltratada economía argentina está lidiando con la peor crisis del siglo: incumplimiento soberano, desempleo, pobreza y hambre. Pero lo peor está aún por llegar.

En Argentina, la pobreza avanza rápidamente, con los niños más afectados

En el país donde más del 50% de la población tiene ascendencia italiana y donde viven al menos medio millón de italianos, las cosas van muy mal.

La pandemia de coronavirus está afectando incansablemente a la economía argentina. Si bien no se encuentra entre los países más afectados del continente sudamericano, se espera que la economía argentina disminuya aproximadamente un 12% en el transcurso de este año.

La mayoría de los niños hacia la pobreza

Las consecuencias serán dramáticas, especialmente para los sectores más débiles de la sociedad. Según datos de las Naciones Unidas, millones de personas serán arrastradas a la pobreza y casi 6 de cada 10 niños y adolescentes terminarán por debajo del umbral de pobreza.

El gobierno, también lidiando con una crisis de deuda pública después del noveno default, prolongó el lockdown en Buenos Aires hasta el 17 de julio, luego de un fuerte aumento reciente en los contagios. Los últimos datos reportan más de 87.000 casos de COVID-19, con alrededor de 1.700 muertes.

Inflación, desempleo y hambre

Incluso antes del coronavirusArgentina enfrentaba una inflación del 50%, una deuda abrumadora y enormes dificultades para acceder al crédito. Además, el país ha estado en recesión desde 2012. Sin embargo, los economistas advierten que esta vez será la peor crisis de las últimas dos décadas.

También según las Naciones Unidas, la pandemia está causando un crecimiento de la pobreza con el 58,6% de los niños y adolescentes que se empobrecerán a fines de año. Como informa Reuters, se estima que se perderán 850.000 empleos este año (en un país de alrededor de 44 millones de habitantes) debido al coronavirus.

Paradójicamente, Argentina es uno de los mayores productores mundiales de soja, trigo y otros productos alimenticios, pero muchas personas están muriendo de hambre. El Ministro de Desarrollo Social dijo a Associated Press que el número de personas que reciben ayuda alimentaria desde el comienzo de la crisis ha pasado de 8 millones a 11 millones.

Para la Economist Intelligence Unitlo peor está por venir. El gobierno peronista en el cargo durante unos meses tiene ante sí un camino largo y difícil para poder mantener la economía a flote.

Aunque los argentinos tienen una larga y dramática historia de desgracias económicas, esta vez será muy difícil volver a ponerse de pie.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.