Cómo reconocer la plata falsa

Al comprar plata, es importante saber qué precauciones tomar, para evitar la desagradable sorpresa de descubrir que ha invertido en artículos falsificados.

Aunque el reciente colapso de los precios del oro y la plata ha sido el foco de las preocupaciones de los inversores, el fenómeno de los objetos falsificados también está alimentando los temores y las aprensiones de cualquiera que se acerque a este mercado.

Pero algunas precauciones simples, además de una dosis normal de sentido común, pueden garantizar una compra sin sorpresas desagradables.

Monedas de latón recubiertas de plata

Hace solo unas semanas, CBS, la famosa network de televisión estadounidense, informó que las monedas de plata falsas de Silver Eagle estaban en circulación en Canadá. La policía local ha confiscado 500 monedas falsas y el temor de que otros productos de plata vendidos en el mercado puedan ser falsos se ha extendido por todo el país. Se han vendido monedas falsas a muchos clientes profesionales, incluidas las casas de empeño. Las monedas estaban chapadas con plata y níquel, pero al cortarlas se podía descubrir claramente que estaban hechas de latón.

En casos como estos, es difícil notar el engaño a simple vista. Una de las precauciones que deben tomarse para aquellos que se acercan a este mercado es contactar operadores confiables y oficinas donde sea posible contactar en caso de problemas. Por lo tanto, se deben evitar las compras por internet o de operadores no expertos. El vendedor debe tomar medidas contra la falsificación de los productos que comercializa y debe garantizar la autenticidad del producto vendido.

Las pruebas de la verdad

Pero incluso el inversor puede tomar precauciones para asegurarse de que el producto no sea falso. Aquí hay algunos trucos que nunca debes pasar por alto.

  • PRUEBA DE SONIDO. Las monedas y barras de plata emiten un sonido de campana cuando son golpeadas. Por el contrario, las falsificaciones hacen un ruido sordo.
  • PRUEBA DE PESO. Al verificar, por ejemplo, con una balanza electrónica, se puede verificar el peso del producto comprado y compararlo con el peso específico de la plata, la autenticidad del metal y la cantidad exacta de la cantidad invertida.
  • PRUEBA DE ÁCIDO NÍTRICO. La plata no reacciona con el ácido nítrico, a diferencia de las falsificaciones.
  • PRUEBA DE CALIBRE. Al medir las dimensiones exactas de las monedas (diámetro y grosor) con un calibre, es posible verificar que corresponden a las dimensiones oficiales emitidas por la institución que las acuñó.

Finalmente, un método que fue utilizado por nuestros abuelos. Limpiando con un solvente el objeto de plata cuya autenticidad debe ser verificada, se elimina la grasa y las posibles capas protectoras. En este punto, al exponerlo a los vapores de un diente de ajo aplastado bajo un vaso o una campana, la plata se oscurece inmediatamente debido a la presencia de sulfuros.

Se desaconseja el uso de este último método dentro de su caveau bancaria. ¡El personal de seguridad puede no apreciar el olor residual de su prueba!

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED