MR banner newsletter

El litio llegará de Serbia a Europa. ¿Quién pagará los costos ambientales?

Mientras Europa presiona para lograr la autosuficiencia en tecnología de baterías, Rio Tinto se está moviendo para abrir la mina de litio más grande del continente en Serbia.

El litio llegará de Serbia a Europa. ¿Quién pagará los costos ambientales?

Europa quiere conseguir cuanto antes la autosuficiencia en materias primas que se utilizan para la producción de baterías. Al mismo tiempo, lucha por proteger el medio ambiente del cambio climático y el trabajo destructivo del hombre.

Desafortunadamente, arrebatar materias primas del vientre de la Madre Naturaleza casi siempre tiene consecuencias negativas, o muy negativas, sobre el medio ambiente y el clima. Un coste a pagar por el progreso, al menos tal como lo conocemos hasta ahora.

La mina de litio más grande de Europa

Esta contradicción está desgarrando a la Serbia donde, en julio, Rio Tinto anunció que invertiría 2,4 mil millones de dólares en un proyecto en el valle de Jadar, para construir lo que dice será la mina de litio más grande de Europa y una de las más grandes del mundo.

Rio Tinto estima que la mina podrá operar durante al menos 40 años, produciendo 2,3 millones de toneladas de carbonato de litio por año, un mineral clave para baterías para vehículos eléctricos y para el almacenamiento de energía renovable. Además, producirá 160.000 toneladas de ácido bórico que se utiliza, por ejemplo, para paneles solares y turbinas eólicas. La mina podrá producir suficiente litio para más de 1 millón de autos eléctricos por año, un mercado que se proyecta se expandirá de 1,2 millones de vehículos en 2017 a al menos 23 millones en 2030 (datos de la International Energy Agency).

Actualmente, la Unión Europea importa todas sus baterías de litio de AustraliaAmérica Latina y China. La industria europea de la automoción necesita con urgencia litio durante los próximos años y están en juego la competitividad y la existencia misma de todo el sector. En definitiva, producir litio dentro del continente es una prioridad.

La historia de Rio Tinto es rica en ganancias para los accionistas, pero también en desastres ambientales para las comunidades locales

Pero, como se mencionó, la extracción de minerales nunca es gratuita para el medio ambiente, especialmente para una empresa como Rio Tinto, con una historia llena de éxitos corporativos (en 2020 registró ganancias después de impuestos de 10,4 mil millones de dólares) pero acusada por muchas partes de corrupción, degradación ambiental y violaciones a los derechos humanos.

A la fecha, la multinacional anglo-australiana tiene una demanda civil en curso con la Securities and Exchange Commission de Estados Unidos acusando a la empresa de fraude en sus minas de carbón en Mozambique. Esto sigue a una multa de £ 27,4 millones en 2017 en el Reino Unido por violar las reglas de divulgación y transparencia. El año pasado, el entonces director ejecutivo renunció después de que la compañía volara deliberadamente uno de los sitios de investigación arqueológica más importantes de Australia para dejar espacio para una mina. También Rio Tinto, en Papua Nueva Guinea, donde dirigía una mina de cobre y oro en Panguna arrojó mil millones de toneladas de desechos mineros en el delta del río Kawerong-Jaba, causando daños ambientales catastróficos.

Por lo tanto, es comprensible la ansiedad y la ira de los activistas serbios que han salido a las calles de las ciudades de Loznica y Belgrado en los últimos meses afirmando que están presenciando un desastre en curso en el área donde Rio Tinto extraerá litio para venderlo a la UE.

Rio Tinto hace exactamente lo que pide el mercado

Como informó The Guardian, la obtención de litio en la mina del valle Jadar tendrá un gran impacto en el medio ambiente, generando 57 millones de toneladas de desechos (material rocoso y escombros industriales) durante la vida útil de la mina. Se necesitará agua en la cantidad de 6-18 litros por segundo, o alrededor de 1,3 litros de agua por cada kilo de producto. Según un profesor de Química Ambiental de la Universidad de Belgrado, las cuencas de los ríos Drina y Sava, de las que se abastece de agua a unos 2,5 millones de personas, están en peligro. Además, habrá daños a más de 145 especies protegidas, desde lobos, castores y murciélagos hasta salamandras, tortugas de los pantanos, libélulas y peces.

La minería de minerales como el litio es sin duda un daño potencial al medio ambiente y, en este caso, el que hace el trabajo sucio es Rio Tinto . Pero no olvidemos que el principal detrás de este trabajo sucio es la Unión Europea o, más en general, los consumidores europeos.

¿Está Europa dispuesta a pagar los costes ecológicos de la minería del litio?

Como escribió Lucas Bednarsk, autor de “Lithium: The Global Race for Battery Dominance“, Europa debería asumir todos los costos ecológicos de las excavaciones para obtener el litio que necesita, incluso el importado de AustraliaAmérica Latina y China.

Dado que se espera que las baterías de vehículos eléctricos y renovables aumenten la demanda de litio en casi un 6.000% para 2050, ¿por qué nadie hace la pregunta si no hay que reducir la demanda? Nadie duda de que hemos llegado a niveles exagerados de la minería, sólo para satisfacer las necesidades de los consumidores ricos y consentidos que siempre quieren lo último iPhone modelo en su bolsillo y luego se escandalizan cuando las empresas mineras saquean y devastan el medio ambiente para obtener los recursos indispensables para hacer funcionar el último gadget electrónico que todos quieren.

Tarde o temprano, los europeos en particular, nos veremos obligados a hacernos estas preguntas. Esperemos que cuando esta duda se cruce en nuestros pensamientos, no sea demasiado tarde para nuestro planeta.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED