MR banner newsletter

Las fundiciones de aluminio pierden dinero en costos de energía

Las fundiciones europeas atraviesan tiempos muy difíciles. Los costos de energía están fuera de control y las pérdidas obligan a cerrar las plantas.

Las fundiciones de aluminio pierden dinero en costos de energía

Las fundiciones de aluminio en Europa se están asfixiando con el aumento de los costos de la energía, en gran parte provocado por la crisis del gas natural.

Los costos demasiado altos obligan a reducir o cerrar la producción

La lista de excelentes víctimas crece casi todos los días. La fundición de aluminio primario más grande de EuropaAluminium Dunkerque Industries Francerecortó la producción después de registrar pérdidas de 20 millones de euros en noviembre, y los precios del gas natural se cuadriplicaron este año.

La fundición rumana Alro, una de las más grandes de Europaanunció la semana pasada que había recortado la producción primaria en un 60% debido a unos costes energéticos insostenibles. Además, podría cerrar completamente la fundición en 2022 si los costos no bajan.

Según BloombergAlcoa está lista para detener la producción de aluminio primario durante 2 años en su planta de España, la segunda planta de aluminio más grande de Europa. Cuando eso suceda, el mercado europeo se verá privado de una oferta valiosa en un momento de demanda casi record. Parece que lo smelter españolo de Alcoa seguirá abasteciendo solo a clientes estratégicos en los sectores farmacéutico y alimentario.

Pero aquellos de los que hemos hablado no son los únicos que han anunciado cierres o recortes de producción, son solo los más importantes. Son la punta del iceberg producido por la power crunch o la crisis energética, si lo prefiere.

Y los premios van creciendo…

Una consecuencia de todo esto ya se ha manifestado en los premios. Después de la moderación durante el otoño, las primas de entrega física en Europa han comenzado a subir de nuevo. Para el aluminio despachado por la aduana en el Viejo Continente, las primas son de al menos 330 dólares la tonelada en la London Metal Exchange, un 19% más desde principios de diciembre. Sin embargo, incluso estas recompensas no logran atraer metal a los almacenes de la LME, que aún se mantienen por debajo de 1 millón de toneladas, una cifra que no se veía desde fines de 2019.

Pero las fundiciones de aluminio europeas no están solas en tiempos difíciles. En China, la situación es aún peor.

La mayoría de las plantas de aluminio, especialmente las que utilizan energía producida internamente, sufrieron pérdidas desde finales de octubre hasta noviembre. La causa es el aumento de los costos de la electricidad y los precios de las materias primas. La escasez de carbón térmico hizo que los costos de la energía térmica se dispararan, mientras que los precios internos del aluminio se mantuvieron bajos en noviembre, lo que agravó las pérdidas de las fundiciones.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED