¿Está cayendo el orden mundial? Los bancos centrales compran oro

En este período de reestructuración del sistema financiero mundial, muchos bancos centrales de países en desarrollo están aumentando sus reservas de oro.

¿Está cayendo el orden mundial? Los bancos centrales compran oro

La conciencia de que los acontecimientos políticos y económicos que estamos presenciando tienen un significado histórico se está extendiendo incluso entre las personas menos informadas.

Con prisa por reponer las reservas de oro.

En este entorno extraordinario, cada vez más países en desarrollo se apresuran a reponer sus reservas de oro. El objetivo es tener un salvavidas más sólido en caso de que se propague la desconfianza hacia las principales monedas mundiales (dólar y euro).

Según el World Gold Council (WGC), en los primeros cuatro meses de este año, 4 países pisaron el acelerador de las compras de oroEgipto compró 44 toneladas, Turquía 42,5 toneladas, India 7,2 toneladas y Argentina 7 toneladas.

A nivel mundial, Estados Unidos posee la mayor cantidad de oro en sus reservas, con 8.134 toneladas, equivalente al 69% de las reservas mundiales. Le siguen Alemania (3.358 toneladas), Italia (2.452 toneladas), Francia (2.437 toneladas) y Rusia (2.299 toneladas).

Mejor no guardar todos los huevos en una canasta

Hay que tener en cuenta que hasta 2008, año de la crisis financiera, la mayoría de los países dependían principalmente del dólar para sus reservas monetarias. Recién en ese año muchos países se dieron cuenta de que las reservas de oro eran la única forma de evitar tener todos los huevos en la misma canasta. Los bancos centrales de los países desarrollados han dejado de vender oro (a excepción de Alemania), mientras que los de los países en desarrollo han comenzado a aumentar el oro de sus reservas.

Para los bancos centrales, comprar oro no es solo una diversificación de reservas, sino también una protección contra la inflación y una reducción de los riesgos de volatilidad, ya que el metal amarillo no es una moneda y su valor no está sujeto a fluctuaciones tan fuertes como las de las divisas.

Hoy en día esta tendencia ha cobrado impulso, probablemente también como resultado de la congelación de las reservas de divisas rusas por parte de los países occidentales. Además, las expectativas de una recesión global y una inflación récord, así como las tensiones geopolíticas en niveles muy altos (guerra en Ucrania y la disputa entre Estados Unidos y China por Taiwán), respaldan la opción de comprar oro.

Mejor el oro que el dólar

A todo esto se suma una reestructuración cada vez más probable del sistema financiero global. Esto podría provocar una disminución de la influencia del dólar estadounidense y un aumento de la influencia de algunas monedas regionales, como el yuan chino, el rublo ruso y la rupia india.

Cada vez son más los bancos centrales, especialmente los de países fuera del área de influencia de Occidente, que empiezan a confiar más en el oro que en el dólar. Por si acaso, se están preparando para una situación de crisis, cuando el oro podría resultar ser la moneda mundial más confiable para comprar granos, petróleo o armas.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED