MR banner newsletter

¿Chatarra transformada en aluminio puro? Alcoa tiene la tecnología para hacerlo

Alcoa se está centrando en gran medida en la nueva capacidad de fundición de aluminio en todo el mundo con 2 tecnologías completamente nuevas: ELYSIS y ASTRAEA.

¿Chatarra transformada en aluminio puro? Alcoa tiene la tecnología para hacerlo

La tecnología también está a punto de revolucionar la fundición de aluminio, un proceso que ha sido bastante tradicional hasta ahora. El empuje de esta revolución proviene de la necesidad de reducir la llamada huella de carbono corporativa, es decir, las emisiones de gases de efecto invernadero que se producen.

Liderando esta nueva tendencia está la estadounidense Alcoa, que ha desarrollado 2 nuevas tecnologías de las que escucharemos mucho en los próximos años: ASTRAEA y ELYSIS.

ASTRAEA, aluminio de alta calidad procedente de la peor chatarra

El primero de ellos, ASTRAEA, es un nuevo proceso de depuración de metales, que permite reciclar la chatarra de aluminio vieja transformándola en aluminio de alta pureza. Este es un proceso de purificación que podría cambiar fundamental y significativamente la forma en que se reciclan los desechos de aluminio de baja calidad. Es decir, esta tecnología permite obtener aluminio a partir de la peor chatarra con una pureza que supera con creces la del metal que actualmente producen las fundiciones.

Específicamente, ASTRAEA le permite producir de manera económica aluminio P0101, que excede la pureza de P1020 (comercialmente también llamado 99,7), pero con chatarra triturada como zorba (chatarra de metales no ferrosos de vehículos al final de su vida útil).

Como bien saben los operadores del sector, actualmente existe una gran oferta de chatarra de aluminio de baja calidad, que solo se puede utilizar para aplicaciones limitadas debido al alto contenido de impurezas. Hasta la fecha, no hay forma de eliminar las impurezas de la chatarra vieja para obtener metal con la pureza adecuada para la mayoría de las aplicaciones de laminación o extrusión. Pero ASTRAEA parece ser la primera y única tecnología capaz de purificar residuos de muy bajo valor.

Si actualmente es ciencia ficción pensar en utilizar chatarra de bajo valor para producir aluminio para su uso en aplicaciones críticas como la aeroespacial y militar, que normalmente requieren aluminio primario, pronto será posible.

ELYSIS, metal primario con ánodo inerte

En el caso de Elysis, cuya distribución podría comenzar en 2024, no se trata de chatarra sino del proceso de fundición del aluminio primario, que tradicionalmente es el de Hall-Héroult que emite grandes cantidades de CO2.

El proceso de Elysis utiliza un ánodo inerte, en lugar de un ánodo a base de carbono, en una celda de fusión para eliminar todos los gases de efecto invernadero directos de la fundición de aluminio convencional y, en su lugar, emitir oxígeno. Se espera que la tecnología se instale principalmente en fundiciones alimentadas con energía renovable.

Esta tecnología será determinante teniendo en cuenta los objetivos marcados para el sector del aluminio, habrá que eliminar el 75% de todo el CO2 de todo el sector en 2035 y, posteriormente (en 2050), el 97%. A menos que puedan lograr que la tecnología de captura y almacenamiento de carbono funcione bien, es un imperativo fundamental para todos los productores de aluminio del mundo pasar a la fundición de ánodo inerte. Por eso, Alcoa planea conceder licencia a la tecnología Elysis.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED