El antimonio no llega y los precios suben al máximo

Incluso el antimonio, un metal raro pero indispensable, no se puede encontrar en Europa en las últimas semanas. Y los precios se disparan…

El antimonio no llega y los precios suben al máximo

En estos días, incluso los metales que nunca fueron noticias, se destacan en los mercados y hacen que los compradores pierdan el sueño.

Los retrasos en los envíos, la escasez de materias primas en China y las festividades del Año Nuevo Lunar chino que se acercan han llevado los precios del antimonio en Europa a niveles récord.

Existencias bajas y largos plazos de entrega

Este semimetal se procesa comercialmente en forma de trióxido o metal y sus aplicaciones van desde la producción de pinturas hasta aleaciones metálicas, pero se utiliza cada vez más en el sector de los semiconductores y en sensores infrarrojos.

Hace unos días, según Argus, los precios del antimonio subieron 150 dólares, alcanzando los 13.450 dólares por tonelada, franco Rotterdam. Esto es más que el máximo anterior de hace 9 años (13.400 dólares). A finales de año, la tensión de los precios parecía haberse calmado, pero debido a los bajos stocks en Europa y los largos plazos de entrega, estos días se ha producido un repunte violento.

El mercado del antimonio es bastante extraño y la demanda europea, además de ser muy variable, suele ser muy baja. Pero cuando el material no está, incluso una pequeña demanda genera precios altos.

Por cierto, la producción de antimonio de China finalmente aumentó hacia fines de 2021 luego del reinicio de las fundiciones y el regreso a la producción del mayor productor chino, Twinkling Star. Además, las tarifas de flete de China a Europa comenzaron a disminuir después de duplicarse o incluso triplicarse durante el apogeo de la escasez de container. Sin embargo, los tiempos de tránsito desde los puertos de Guangdong, en el sur de China, hasta los destinos europeos han aumentado hasta tres meses desde un máximo de 30 a 35 días antes de la pandemia.

Nadie quería comprar a precios altos pero la espera era peor

Durante los últimos meses, los consumidores se han mostrado reacios a comprar a precios elevados y esperaban que la escasez disminuyera. Nada más equivocado, y cuando todo el mundo se apresuró a comprar el poco antimonio que quedaba en Europa, los precios se dispararon.

Las cosas no son mejores en China, donde las reservas de antimonio se han agotado considerablemente a lo largo de los años y ahora el país tiene que importar grandes cantidades de concentrado de antimonio de América Latina y otros países asiáticos.

En esta situación, es muy probable que los precios a corto plazo se mantengan en niveles extremadamente altos.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED