El procesador óptico más rápido del mundo

El nuevo procesador óptico neuromórfico opera a más de 10 billones de operaciones por segundo y es capaz de procesar datos a gran escala.

El procesador óptico más rápido del mundo

Los avances científicos corren tan rápido que la gente ni siquiera se da cuenta de la magnitud de los nuevos inventos y descubrimientos. El gap entre la vanguardia científica y el hombre de la calle sigue creciendo, como en el caso del último salto adelante de las redes neuronales y el procesamiento neuromórfico en general.

¿Qué son las redes neuronales? ¿Qué es el procesamiento neuromórfico? Síguenos en este extraordinario descubrimiento, recién publicado en la revista Natur

El secreto de la inteligencia artificial: redes neuronales

Las redes neuronales artificiales, una forma clave de inteligencia artificial, pueden aprender y realizar operaciones complejas en muchas aplicaciones: en visión por computadora, procesamiento de lenguaje natural, reconocimiento facial, traducción de voz, juegos de estrategia, diagnóstico médico y en muchas otras áreas. Inspiradas en la estructura biológica del sistema de la corteza cerebral, las redes neuronales artificiales extraen características clave de los datos sin procesar para predecir propiedades y comportamientos con una precisión sin precedentes.

Un team internacional de investigadores, dirigido por la Swinburne University of Technology (Australia), ha demostrado el procesador neuromórfico óptico más rápido y potente del mundo para inteligencia artificial (IA), que funciona a una velocidad de más de 10 billones de operaciones por segundo. (TeraOPs/s) y es capaz de procesar datos a gran escala.

Poder sin precedentes

La hazaña es excepcionalmente importante para las redes neuronales ópticas, ya que ha logrado una velocidad y una potencia de procesamiento sin precedentes.

El nuevo procesador óptico neuromórfico es más de 1000 veces más rápido que cualquier procesador existente y también procesa imágenes a gran escala, lo suficiente para lograr un reconocimiento facial completo de imágenes. Lo que hasta ahora ningún procesador óptico podía hacer.

Micropeines ópticos

El gran avance se logró con micro-peines ópticos, dispositivos relativamente nuevos que se comportan como un arco iris compuesto por cientos de láseres infrarrojos de alta calidad en un solo chip. Son mucho más rápidos, más pequeños, más ligeros y más baratos que cualquier otra fuente óptica.

Actualmente existen procesadores electrónicos muy rápidos, como Google TPU, que funciona a más de 100 TeraOP/s utilizando decenas de miles de procesadores en paralelo. Por el contrario, el nuevo sistema óptico utiliza un único procesador con una nueva técnica de entrelazado simultáneo de datos en tiempo, longitud de onda y dimensiones espaciales a través de una fuente de micro-peine integrada.

Será posible utilizar esta nueva tecnología en todas las formas de procesamiento y comunicación, con un impacto revolucionario.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED