MR banner newsletter

El aluminio no se detiene: precios en un máximo de 13 años

Los precios del aluminio han subido a un máximo de 13 años a medida que se profundiza la crisis energética en China y el resto del mundo.

El aluminio no se detiene: precios en un máximo de 13 años

El agravamiento de la crisis energética, que ha reducido la oferta de metales, ha empujado el precio del aluminio al máximo durante 13 años. En la London Metal Exchange (LME), el aluminio subió a 3.049 dólares por tonelada, un nivel no visto desde julio de 2008.

De esta forma, el aluminio se consagra como el metal base que ha registrado mayores ganancias.

La intensidad de emisión más alta de cualquier otro metal

Pero veamos cuáles fueron las principales causas de esta subida de precios, que tanto está haciendo sufrir a todos los consumidores.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la producción de aluminio absorbe mucha energía. Con 10,2 kilogramos de CO2 equivalente por dólar, tiene la intensidad de emisión más alta de cualquier otro metal (el acero tiene 5,3 kilogramos y el zinc 1,9 kilogramos).

Cada tonelada de aluminio requiere aproximadamente 14 megavatios hora de energía para producirse. En comparación, esta es suficiente energía para hacer funcionar una casa promedio durante más de tres años. Con un consumo tan alto, la industria del aluminio es el quinto mayor consumidor de energía a nivel mundial. Evidentemente, con el gran aumento de los precios de la energía, también ha habido un aumento significativo en el costo de producción del aluminio.

La ralentización china del consumo de energía

Pero los precios de los metales también se vieron impulsados ​​por otro factor. La China, en un esfuerzo por reducir la contaminación, ha frenado su consumo total de energía en la industria.

La producción de aluminio representa alrededor del 4% de las emisiones totales de CO2 de China. Para frenar las emisiones, el gobierno chino ha restringido fuertemente la capacidad de producción futura, probablemente poniendo fin a años de expansión excesiva, pero con la perspectiva de dejar al mundo entero sin suficiente metal para satisfacer la demanda.

Finalmente, como guinda del pastel, se agregó un golpe militar en Guinea, que tuvo lugar el mes pasado. El Guinea tiene algunas de las mayores reservas mundiales de bauxita, que se utiliza para producir óxido de aluminio, y es un importante proveedor de china.

Todos estos factores combinados han ejercido una presión sobre los precios del aluminio que nunca antes se había visto y que parece que perdurará durante los próximos meses.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED