Los precios del níquel suben contra todas las leyes del mercado

2020 fue un año volátil para el níquel, pero ahora los precios están subiendo incluso si nadie puede entender por qué.

Los precios del níquel suben contra todas las leyes del mercado

El mes pasado, los precios del níquel en la Bolsa de Metales de Londres (LME) han aumentado un 7,9 por ciento a 13.567 dólares por tonelada (14 de julio). También en China, la tendencia de los precios fue idéntica en porcentaje y el níquel alcanzó 15.421 dólares.

Para aquellos que conocen este mercado, esto es bastante sorprendente dado que el metal tiene un surplus, con una alta oferta y baja demanda.

Mercado de excedentes de metales en 2020

Según el International Nickel Study Group (INSG), el excedente de níquel durante los primeros cuatro meses de este año fue de 53.900 toneladas. En comparación con el mismo período del año pasado, cuando hubo un déficit de 23.500 toneladas, surge un excedente de metal verdaderamente significativo.

Para el Macquarie Group, en 2020, habrá un surplus total de 115.00 toneladas, o alrededor del 5 por ciento de la oferta global de níquel, con una demanda de 5 o 6 por ciento. Además, la producción de cátodos de níquel en China aumentó en un 10,8 por ciento en junio.

¿Por qué suben los precios?

Todo esto considerado, ¿cómo es posible que los precios suban?

Una explicación es que los trader temen la posible escasez de suministros de metales, además de esperar que muchos países aceleren sus inversiones en energía verde para estimular sus economías.

Pero también hay un evento en el horizonte que podría tener una fuerte influencia en el mercado, no solo el níquel. Esta es la próxima elección presidencial en los Estados Unidos.

Varias encuestas indican que el candidato demócrata Joe Biden puede ganar elecciones generales contra el presidente Donald Trump en noviembre. Muchos creen que Biden eliminará los aranceles del acero que entraron en vigor en junio de 2018, con un impacto negativo en los precios del acero. Además, el plan de Biden para aumentar las tasas de impuestos corporativos del 21% al 28% tendría un efecto deprimente en la inversión y el consumo.

En contraste, el mismo Biden podría acelerar el gasto en infraestructura, un motor importante para la demanda de acero.

Ante las incertidumbres de cuáles serán los movimientos del nuevo presidente estadounidense en la industria del acero, una cosa es segura: ¡incluso sin explicaciones válidas, los precios del níquel continúan aumentando!

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.