MR banner newsletter

Pablo Escobar, un Robin Hood que ganaba 430 millones a la semana

El narcotraficante colombiano Pablo Escobar fue uno de los hombres más ricos que jamás haya existido. Su vida sigue inspirando a directores y escritores.

Pablo Escobar, un Robin Hood que ganaba 430 millones a la semana

Quién sabe por qué, pero la vida de Pablo Escobar sigue fascinando e intrigando a muchas personas en todo el mundo. Aún así, Pablo era el narcotraficante colombiano, un narcoterrorista y asesino despiadado, así como el criminal más rico del mundo que, en el apogeo de su poder, controlaba el 80 por ciento del mercado mundial de cocaína.

Pablo Escobar comenzó su actividad delictiva cuando era adolescente, vendiendo primero diplomas escolares falsos y luego robando equipo estéreo y lápidas. Al crecer, cambió al robo de autos y fue arrestado por esto por primera vez. Era 1974.

Continuó el negocio mediante el contrabando de cigarrillos, lo que le serviría para luego convertirse en narcotraficante en colaboración con otros delincuentes pertenecientes al cartel de Medellín.

El Cartel de Medellín

Esta organización criminal operó en Colombia de 1972 a 1993, años durante los cuales alcanzó un enorme poder, traficando cocaína en BoliviaColombiaPerúCentroaméricaBahamasEstados Unidos y CanadáEscobar era el líder indiscutible y se dice que contrabandeaba más de 15 toneladas de cocaína al día. ¡Cada semana, Pablo ganaba alrededor de 420 millones de dólares!

Pero el Cartel de Medellín no solo se ocupó del narcotráfico. También quería controlar la política del país, provocando una guerra contra el gobierno colombiano. Entre robos, asesinatos y atentados, se estima que fue responsable de la muerte de 4.000 personas.

Gracias a todas estas actividades delictivas, Pablo se hizo extraordinariamente rico y Forbes lo incluyó durante siete años en la lista de las personas más ricas del mundo. Poseía aviones privados, villas y hasta una prisión de lujo, llamada La Catedral, que él mismo construyó para cumplir una condena falsa tras asesinar al ministro de Justicia y evitar la extradición a Estados Unidos.

Narcotrafficante o Robin Hood?

Ciertamente, la figura de Pablo Escobar no se identifica con la de un delincuente común, por rico y poderoso que sea. De alguna manera, también fue filántropo. De hecho, creó una especie de programa social para los pobres, construyó hospitales, estadios y fue sponsor de equipos de fútbol locales. Todas estas actividades lo llevaron a ser elegido para el Congreso de Colombia en 1982. Según algunos, soñaba con ser presidente del país.

En 1993, las autoridades colombianas, junto con funcionarios estadounidenses y narcotraficantes rivales, asaltaron el edificio en el que se escondía y lo mataron cuando intentaba escapar. Mientras el gobierno colombiano celebraba la muerte de Pablo Escobarmuchos colombianos lloraron. A estas alturas ya se había convertido en un mito y su vida en una leyenda que, a lo largo de los años, se ha globalizado, inspirando películas y serial de televisión que mantuvieron pegadas a la pantalla a millones.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED