Un material llamado 2DPA-1: fuerte como el acero y ligero como el plástico

Los ingenieros químicos del MIT han creado un nuevo material que es extraordinario en resistencia y ligereza. Se puede producir fácilmente en grandes cantidades.

Un material llamado 2DPA-1: fuerte como el acero y ligero como el plástico

Gracias a un nuevo proceso de polimerización, científicos estadounidenses del MIT (Massachusetts Institute of Technology) han creado un nuevo material que es más resistente que el acero y más ligero que el plástico. Su nombre es 2DPA-1.

El primer polímero en lámina 2D

Es un polímero bidimensional que se autoensambla en láminas, a diferencia de todos los demás polímeros, que forman cadenas unidimensionales similares a espaguetis. Hasta ahora, los científicos creían que era imposible inducir polímeros para formar láminas 2D.

El uso de dicho material podría ser como revestimiento ligero y duradero para algunas partes de automóviles o teléfonos celulares, o como material de construcción para puentes u otras estructuras. Si bien nadie usaría plástico en las partes estructurales de un edificio, este no es el caso con 2DPA-1, que también podría usarse en edificios para crear nuevos detalles o partes.

Un módulo elástico hasta 6 veces mayor que el vidrio antibalas

Su módulo elástico, que es la medida de cuánta fuerza se necesita para deformar un material, es entre cuatro y seis veces mayor que el del vidrio antibalas. Además, su límite elástico (es decir, cuánta fuerza se necesita para romper el material) es el doble que el del acero, aunque el material tiene solo una sexta parte de la densidad del acero.

Pero otra característica clave de 2DPA-1 es que es impermeable a los gases. Mientras que otros polímeros se componen de cadenas en espiral con espacios que permiten que los gases se filtren, el nuevo material se compone de monómeros que se unen (como piezas de Lego) y las moléculas no tienen posibilidad de pasar. Esto podría permitir la creación de recubrimientos ultrafinos para evitar por completo el paso de agua o gas.

El estudio de investigadores estadounidenses, que patentaron el proceso, fue publicado recientemente en la revista Nature.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED