MR banner newsletter

Fabricantes de acero dominantes, fabricantes de coches a las cuerdas

Precios altos y ganancias récord para los productores de acero. Por otro lado, los compradores de metales, incluidos los fabricantes de automóviles, están en problemas.

Fabricantes de acero dominantes, fabricantes de coches a las cuerdas

Como bien saben los trabajadores del acero, cuando las cosas van bien, las ganancias de las acerías son fantasmagóricas. Y este año, gracias a los altísimos precios del acero, las cosas han ido muy bien.

Las previsiones de Nucor son recientes en cuanto a sus resultados, que en el tercer trimestre de este año batirán record. Nunca antes se habían visto ganancias tan elevadas en la historia de la empresa estadounidense.

Un mercado a favor de las acerías

En un mercado tan favorable, las acerías han comenzado a seleccionar los grados, aleaciones y tamaños de acero que quieren producir. Obviamente, eligiendo las que maximicen las ganancias.

Los fabricantes de acero inoxidable ya habían liderado el camino sacrificando aleaciones, grados y tamaños menos populares en favor del standard 304, donde obtienen las mayores ganancias. Por lo tanto, los productores de acero al carbono no solo han impuesto incrementos de precios vertiginosos, sino que también han exigido precios aún más altos para artículos que no maximizan las ganancias de la fábrica.

Con el cuchillo en el mango, las acerías imponen sus condiciones no solo a los pequeños consumidores, sino también a los gigantes de la automoción. Como es bien sabido, los fabricantes de automóviles, por volumen, representan el mayor porcentaje de la demanda total de acero. Sus enormes necesidades son las que, en situaciones normales, ayudan a las acerías a mantener en funcionamiento las grandes líneas de producción.

No sirven coches para saturar la producción de acero

Sin embargo, ahora el segmento automotriz se ha vuelto menos importante para los productores de acero porque, con una demanda tan alta de metal, no necesitan automóviles para saturar su capacidad de producción. Además, las acerías suelen tener márgenes más bajos con los fabricantes de automóviles que otros segmentos industriales.

Todo esto se traduce en que los fabricantes de automóviles tienen menos poder adquisitivo este año.

Pronto se verá lo que supondrá esta pérdida de poder de negociación. De hecho, las negociaciones para las compras anuales de los fabricantes de automóviles se llevan a cabo desde ahora hasta finales de año. De aquí sale el nuevo precio que entra en vigor el 1 de enero. Evidentemente, el resultado de estas negociaciones influye mucho en todo el mercado.

¿El aumento de precio acabará con la demanda?

Lo que es seguro es que la escasez de una amplia gama de materias primas, incluido el acero, continuará durante algún tiempo, lo que brindará a los productores de acero la oportunidad de aumentar drásticamente los precios en todos los ámbitos. Sin embargo, los fabricantes de automóviles no podrán trasladar el aumento de los precios del acero a los consumidores sin acabar con la demanda.

En otras palabras, si las acerías no se dan cuenta (lo cual es bastante improbable) de que un crecimiento excesivo de sus márgenes acabará con la demanda, corren el riesgo de verse como el agricultor de la fábula de la gallina de los huevos de oro que, por demasiada codicia, descuartiza la gallina y se queda sin huevos de oro.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED