MR banner newsletter

¿Se derrumbarán los precios récord del acero?

Cuanto más suben los precios del acero, mayores son las tensiones que se acumulan en el mercado. ¿Se acerca el momento del colapso?

¿Se derrumbarán los precios récord del acero?

Todo lo que sube, tarde o temprano baja… ¿Será igual también para los precios del acero?

Muchos usuarios esperan una moderación de precios en las próximas semanas, pero queda por ver si la reducción será gradual, dando al mercado la oportunidad de adaptarse, o si habrá un colapso que lo trastornará todo y a todos.

El estado de ánimo de productores y distribuidores se dispara

La demanda de acero sigue siendo muy fuerte, pero está creciendo a un ritmo más lento y los centros de servicio están comenzando a reportar almacenes más equilibrados.

Lo cierto es que, con los precios actuales, el estado de ánimo de productores y distribuidores nunca ha sido tan optimista. Por otro lado, las ganancias de este año entrarán en los almanaques de la historia. Para casi todo el mundo, las perspectivas comerciales a corto plazo parecen excelentes. Por estas razones, no existe una preocupación real por una posible corrección de precios a la vuelta de la esquina, por fuerte y aguda que sea.

Más bien, existe una creciente conciencia de la amenaza de los altos precios de la energía que podrían elevar los costos y afectar significativamente las ganancias. Por ejemplo, como ha escrito el Financial Times, la British Steel, la segunda empresa siderúrgica del Reino Unido, ha admitido que los altos precios de la energía hacen que sea imposible producir de forma rentable en determinados momentos del día. 

Los consumidores nunca han estado tan deprimidos

Por otro lado, el estado de ánimo del otro lado del sector es bastante diferente, el de los consumidores que están perdiendo la esperanza de una reversión de los precios del acero. Luchando con la falta de material y con precios a veces insostenibles, se ven obligados a no renovar contratos a largo plazo o posponer las compras mientras esperan tiempos mejores.

En conclusión, el sentimiento predominante del mercado no presagia un colapso de los precios. En todo caso, podría haber una corrección entre ahora y principios del próximo año, pero con los fundamentos actuales del mercado, hay más temores de más aumentos de precios que de un colapso que podría cambiar el rumbo del mercado.

Los consumidores de acero todavía tendrán que rezar a todos los santos que conocen por un metal asequible.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED