Es el bienestar el que produce residuos. La pobreza hace escasa la chatarra

Las restricciones vinculadas a la pandemia de coronavirus han ayudado a demostrar lo valiosa que es la chatarra.

Es el bienestar el que produce residuos. La pobreza hace escasa la chatarra

Nadie duda de la importancia de las materias primas secundarias en la economía mundial. Más bien, fue sorprendente para todos ver desaparecer la chatarra en Europa y América del Norte durante el segundo trimestre de 2020.

La pandemia COVID-19 y posteriores lockdown han tenido reacción en cadena en la industria de la chatarra.

Los precios suben en casi todas partes

En el mercado ferroso, incluso cuando las acerías redujeron drásticamente la producción, los precios de la chatarra aumentaron en casi todas partes mientras que la recolección cayó aún más rápidamente. Una posible escasez de chatarra ferrosa de alta calidad se vislumbra en el horizonte y, mientras tanto, un número creciente de organizaciones se da cuenta de que es más eficaz comprar chatarra que importar mineral de hierro, tanto por razones económicas como medioambientales.

Los mercados no ferrosos han reaccionado de manera diferente, en parte dependiendo del mercado final al que sirven. Sin embargo, en el tercer trimestre de 2020, en general, el impulso de los precios fue al alza.

Fundiciones en busca de residuos

Por ejemplo, la cadena de suministro mundial de cobre y aluminio se ha visto gravemente afectada por el problema del suministro de chatarra. Los productores secundarios de aluminio se han visto afectados por la escasez de chatarra, pero los productores de cobre, especialmente en China, también buscan desesperadamente chatarra para fundir.

Los residuos son producto de la riqueza y son las fábricas que fabrican vehículos o electrodomésticos las que los crean. Si las fábricas paran, como sucedió durante el lockdown en muchos países del mundo, no se producen residuos. Un poco como decir que, en los últimos meses, hemos visto pruebas de lo que significaría una sociedad más pobre para el mercado de la chatarra.

Si somos más pobres producimos menos residuos y la chatarra se vuelve imposible de encontrar. Exactamente lo que podría seguir sucediendo si no logramos detener la pandemia.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED