MR banner newsletter

¿Avanzando hacia una prohibición de la exportación de chatarra en la UE?

Hay un aire de restricciones a la exportación de chatarra a la Unión Europea. Para ello, algunas grandes empresas han escrito una carta a los directivos en Bruselas.

¿Avanzando hacia una prohibición de la exportación de chatarra en la UE?

Hay rumores de que la idea de considerar la prohibición de la exportación de materiales de desecho se está volviendo cada vez más popular en Bruselas.

Una prohibición que hundiría los precios y reduciría la actividad de reciclaje

Si no estás entre los que han saltado de la silla leyendo esta noticia, debes saber que tal prohibición bajaría drásticamente los precios de la chatarra y reduciría los incentivos para recolectar chatarra, papel y plástico, con los consiguientes efectos en cadena.

Para ello, el consorcio European Recycling Industries Confederation (EURIC) ha firmado una carta dirigida a funcionarios de la Unión Europea (UE) con un llamamiento a proteger el comercio libre, justo y sostenible de materias primas recicladas. Una forma de tener en sus manos las consecuencias negativas de una posible prohibición de las exportaciones de chatarra, que en la UE todavía se define anacrónicamente por las regulaciones como desperdicio.

Las grandes empresas del sector son competitivas también y sobre todo gracias a las exportaciones

Sacar a Europa de los mercados secundarios mundiales de materias primas tendría un impacto negativo en la competitividad de muchas empresas del sector, lo que daría una ventaja a las materias primas mineras. Sin considerar que estos últimos son los que tienen el peor impacto ambiental, también en términos de emisiones contaminantes.

Para las empresas que recogen, reciclan y procesan chatarra, la imposibilidad de acceder a mercados finales competitivos fuera de Europa sería una condena para disminuir la actividad de reciclaje y, paradójicamente, sería una piedra que hundiría la posibilidad de alcanzar los objetivos de reciclaje marcados por la legislación de la UE.

La carta en cuestión estaba firmada por importantes empresas del sector del reciclaje, entre ellas la alemana ALBAScholz y Cronimet, la francesa Derichebourg, la británica EMR, la belga Galloo, la holandesa Oryx y la sueca Stena Metal.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED