Plata: había una vez tanto optimismo…

¿Qué pasó con la plata con el coronavirus? Todos los desarrollos y actualizaciones de precios, pero, sobre todo, lo que podría suceder en los próximos meses.

Plata: había una vez tanto optimismo...

Los últimos meses han sido desgarradores para los inversores de plata.

Enero y febrero fueron meses tranquilos, con precios que rondan los 18 dólares por onza, llegando a 18,60 dólares. Pero la paz no duró mucho…

De hecho, en marzo los precios de la plata se desplomaron, llegando a 11,94 dólares a mediados de mes, el punto más bajo en más de 10 años. Luego, afortunadamente, el metal aumentó semana a semana a alrededor de 15 dólares la onza.

Optimistas antes del coronavirus

Antes de que el efecto coronavirus afectara a los mercados mundiales, había expectativas positivas para el futuro de la plata y el Silver Institute predijo un aumento del 3% en la demanda por primera vez en dos años. Ahora, las crecientes preocupaciones sobre los impactos de COVID-19 en la economía china y en todo el sector industrial han cambiado todo. La plata, como se sabe, tiene una estrecha correlación con la demanda industrial y el consumo.

Aunque se espera que la plata crezca en las carteras de los inversores como un activo seguro, en parte debido a la escasez de metal físico, ciertamente no podrá competir con el oro. El metal amarillo se ha beneficiado, y continuará haciéndolo, de las incertidumbres macroeconómicas y geopolíticas que no faltan en los últimos meses.

Además, la mayoría de las empresas que venden metales preciosos han preferido comercializar oro en lugar de plata.

¿Y ahora cómo se moverán los precios?

Comencemos diciendo que el precio de la plata podría ser sostenido por una caída en la producción. En los próximos dos años, por lo tanto, podemos ver una escasez de suministro físico de monedas de plata.

Sin embargo, la maldición del mercado es la caída de la demanda en el sector industrial, que aún enfrenta interrupciones y cierres de la cadena de suministro. De hecho, estamos al comienzo de una depresión económica, que con suerte será mitigada por las intervenciones de gobiernos y bancos.

Como se mencionó, en este contexto, la demanda de plata por parte de los inversores podría aumentar significativamente, con un efecto positivo en los precios. Por supuesto, esta pregunta se disiparía si el mundo se deshiciera del virus y volviera a la vida normal.

Según el CPM Group, la plata podría elevarse por encima de los 16 dólares a fines de abril. Si este fuera el caso, el metal podría alcanzar un promedio de alrededor de 18 dólares por el resto del año.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.