El mercado del cacao, un juego donde solo ganan las multinacionales

Los productores africanos de cacao están luchando contra la pobreza y contra la distribución injusta de las ganancias en la cadena de suministro que introduce el chocolate en los hogares de los consumidores finales.

El mercado del cacao, un juego donde solo ganan las multinacionales

La Costa de Marfil y Ghana son, respectivamente, el primer y el segundo mayor productor de cacao del mundo. Aún así, la mayoría de la población es tan pobre que no pueden permitirse comprar incluso una barra de chocolate.

Tomemos el caso de Costa de Marfil. Según los últimos datos de la  International Cocoa Organization (ICCO), más de la mitad de los agricultores y trabajadores de la industria del cacao viven en la pobreza. La causa principal? Un superávit constante en la producción mundial de cacao, que causó una caída de precios del 58% entre agosto de 2016 y mayo de 2017.

Cultivar cacao para ser cada vez más pobre

Los agricultores vieron caer sus ingresos en un 37% de la tarde a la mañana. Las personas que ya eran desesperadamente pobres pagaban el exceso de producción en su costa. Además, son culpables de la incapacidad de su país para gestionar un recurso que siempre está en demanda en los mercados mundiales y de que los consumidores finales siguen pagando al precio establecido por las multinacionales.

En una situación tan grave, los gobiernos de Ghana y Costa de Marfil finalmente han decidido aliarse para tratar de asegurar una mayor participación de las ganancias del chocolate. ¿Cómo? Con políticas coordinadas para controlar los niveles de producción y, si es necesario, reducirlos. Lo mismo para los precios de venta, para impulsarlos.

Si estas acciones tienen éxito, podríamos ver un aumento en los precios del producto final y, probablemente, una caída en las ventas anuales de las dos multinacionales que dominan el sector: Ferrero y Mars.

Las multinacionales de los dulces toman todos los beneficios

En un mercado global dominado por poderosas multinacionales, las posibilidades de trasladar las ganancias de las arcas de las grandes empresas a las de los hambrientos granjeros no son muchas. Sin embargo, teniendo en cuenta que Ghana y Costa de Marfil producen dos tercios de todo el cacao en el mundo, si quieren y si pueden desarrollar intervenciones efectivas podría tener un gran impacto en el mercado mundial del cacao, al menos en el corto y mediano plazo.

Los dos países están dando sus primeros pasos en esta dirección, pero el camino aún es largo. Sin embargo, el objetivo final es definitivamente importante: dar una vida mejor a los productores de cacao en Ghana y Costa de Marfil. Quizás, un día, incluso aquellos que cultivan cacao pueden permitirse comprar una barra de chocolate.

METALLIRARI.COM © SOME RIGHTS RESERVED

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.